fbpx

4 cosas que no sabías sobre el número 4 datos curiosos

3

A lo largo del tiempo, las personas han estado diseñando con insumos provenientes de sus culturas. La espiritualidad es un fenómeno constante en las culturas, por eso no es raro que hayan surgido pautas de diseño para seguir cuando se trata de espacios sagrados. Las bases geométricas más puras de estas pautas se conocen como geometría sagrada.

El número 4 es el generador de una de estas geometrías: el cuadrado. Pero, ¿por qué el 4?

Hay 4 etapas de la vida: infancia, juventud, madurez y vejez. Esto es cierto para cada ser vivo del planeta. Como los espacios están hechos para ellos (ya sean plantas, animales o personas) el diseñar con base en el 4 se puede interpretar como una oda a la vida.

Hay 4 puntos cardinales: norte, sur, este y oeste. La orientación de la arquitectura respecto a los puntos cardinales afecta cómo los espacios se perciben. Puede ser que el espacio se llene de más aire, más luz, más lluvia, etc. Estos 4 puntos son FUNDAMENTALES en el proceso de diseño.

Hay 4 estaciones del año, cada una está marcada por un solsticio (los días más largos y más cortos del año) o un equinoccio (cuando la duración del día es igual a la duración de la noche). Las estaciones marcan el paso del tiempo. Si no hay alguien que habite un espacio, que transmita sus historias y que envejezca con él, no existe.

Hay 4 elementos básicos: agua, tierra, aire y fuego. Los primeros 3 son esenciales para vivir y el último para transformar. Además, gracias a los 4 elementos básicos se puede construir espacios.

Un número mágico el 4, ¿no?

 

¡Gracias por su interés en espacio!
Campos marcados con * son requeridos