fbpx

3 proyectos urbanos que rescatan nuestra naturaleza paisajismo en Costa Rica

7

Entre tanta construcción, los proyectos que rescatan la naturaleza son admirables. Además de mejorar la calidad de la naturaleza, nos permiten disfrutarla. Sus esfuerzos crean corredores biológicos;  rutas naturales que permiten el tránsito y la interrelación de especies.

Aquí van 3 iniciativas que están reinventando zonas verdes de nuestra trama urbana.

Una Nueva Sabana

El parque metropolitano más importante del país, la Sabana, lleva varios años en un proceso de reinvención. Hace muchos años se sembró vegetación no-autóctona en el parque. Aunque los árboles son preciosos, traen más mal que bien al ambiente. ¿Por qué?

No invitan a las especies autóctonas a vivir (o transitar por) ahí. Nuestras especies de fauna autóctonas se empezaron a ir del pulmón de San José, buscado otros sitios de refugio.

La cualidad biológica del parque La Sabana perdió valor, se afectó el área y a las especies autóctonas de aves y otros animales. En vez de funcionar como un puente para pájaros u otras especies y conectar la naturaleza de la ciudad, La Sabana era una especie de muralla, interrumpiendo el paso con su flora exótica.

Además algunos de los árboles sembrados estaban enfermos y/o en riesgo de caída.

A partir de un gran análisis realizado por el equipo de Una Nueva Sabana, se lanzó un plan de reforestación autóctona en el parque. El proyecto planteó la siembra de 5000 árboles nativos (como surá, dama, jobo, jorco, guanacaste, almendro montaña, ceibo, aceituno, caoba, nazareno, cenízaro, espavel, ron ron y cristóbal), de los que ya se han sembrado más de la mitad (2227 contados en el 2014).

Pero el plan no acaba ahí. La iniciativa de una nueva sabana es un plan redondo, en el que todos ganan. La madera de los árboles talados se está utilizando para amueblar parques públicos y para abastecer mobiliario en centros penitenciarios. Así, no solo se recupera la naturaleza sino que también se cuida la calidad de vida de quienes la habitamos.

Proyecto CEIBA – SAAC

Pero no solo los proyectos de uso público pueden aportar al tejido natural del país. El programa de reforestación CEIBA es la iniciativa de Santa Ana Country Club para retribuir a la naturaleza de la zona. Para ello, se escogieron más de 600 especies nativas de acuerdo a la zona biológica en la que se encuentra (bosque húmedo premontano).

La huella de construcción de este proyecto – aunque enorme – abarca solamente un octavo del terreno.  7 de las 8 hectáreas del proyecto serán dedicadas al paisaje natural de la zona. El valle central es la zona de construcción más densa del país. Intervenciones como esta se convierten en corredores biológicos que interconectan a las especies, que cuentan cada vez con menos vegetación para vivir y trasladarse.

Rutas Naturbanas

San José está lleno de ríos pero… son como cochinos 🙁

En su mayor parte están llenos de basura, son difíciles de accesar y nadie los quiere aprovechar. La iniciativa de Rutas Naturbanas tiene como finalidad recuperar los cauces de los ríos y habilitarlos con senderos, ciclovías y áreas de descanso en todo el recorrido. Básicamente, van a pulir nuestro diamante en bruto.

Se trata de 25km de un gran parque lineal que conecta la ciudad. El recorrido enlaza varios cuerpos verdes importantes de San José: las instalaciones deportivas de la UCR, el parque La Sabana y el Parque de La Paz. Pronto comenzará la construcción del primer kilómetro, que va desde el Puente de los Incurables hasta la entrada del Zoológico Simón Bolivar en Barrio Amón.

Naturaleza costarricense

Estos tres proyectos tienen investigaciones integrales: abarcan estudios sobre flora, fauna, movilidad urbana y sostenibilidad. Definitivamente, la magia ocurre cuando el paisajismo y el urbanismo trabajan juntos.

¡Gracias por su interés en espacio!
* = campo obligatorio