fbpx

4 tips para iluminar correctamente un espacio Tips de diseño e iluminación

10

La iluminación correcta de cada espacio depende del uso que se le va a dar. Por ejemplo, una iluminación muy intensa puede hacer que una actividad relajante se vuelva cansada o una iluminación de tono muy cálido puede hacer que se disminuya la productividad en un espacio pensado para trabajar. Los siguientes 4 factores son importantes al momento de diseñar la iluminación de su espacio o decidir qué tipo de bombillos se comprarán.

1. Elegir la temperatura o color de la luz

La luz tiene un tono. Cuando amanece, la luz tiende a ser azulada. Cuando se acerca la tarde, se torna amarillenta o anaranjada. A medio día, el tono de la luz suele ser un intermedio “neutro”. La luz artificial también tiene tonalidades distintas. Más allá de los bombillos azules, verdes y rojos o la luz colorida creada con LEDs, los bombillos de luz blanca o amarilla en realidad tienen toda una gama de tonalidades.

Esta gama se mide en grados Kelvin (K). Como la imagen de abajo muestra, entre mayor sea el número, más azul, o fría, se torna la luz. Entre menor el número, más amarilla, o cálida, será la iluminación. La luz día (esa luz neutra de medio día) suele andar por ahí de los 5000 K. Usualmente los bombillos indican la cantidad de grados Kelvin que tiene en su caja.

iluminación K

Para actividades que requieren concentración o muy buena visibilida
d de los elementos en el espacio se recomienda una luz más azulada. Esta luz es más fría y mantiene la mente más enfocada. Por ejemplo, una cocina o una oficina puede tener luz como en 6000 K. Un restaurante de comida rápida también podría optar por este tono, pues la idea es que la gente consuma y se vaya rápidamente. Como la luz fría no es muy acogedora, las personas no se quedarían muchas horas en un ambiente así.

iluminación fría
Mientras tanto, un espacio que se use para actividades más relajantes puede usar luz más cálida. Una sala, un vestíbulo de hotel, o un café puede tener una temperatura de luz que ande entre los 3000 y 4000 K.

iluminación cálida

2. Definir la intensidad de la luz

La intensidad de la luz es otro tema importante en cuanto al diseño de la iluminación. Este término se refiere a la cantidad de luz que emite el bombillo. Se mide en lumens (lm) o en lux (lx). Este último término se refiere a la cantidad de lumens por metro cuadrado. Los bombillos suelen indicar la cantidad de lumens que emiten. Si tienen un espacio de 10 m2 y un bombillo de 1000 lm, sabrán que tendrán una iluminancia de 100 lx.

intensidad de luz

Abajo se listan unos rangos de recomendaciones generales para luminancia en los espacios y en este artículo hay datos más detallados al respecto.

  • 50 – 150 lx: Intensidad leve. Se recomienda para espacios donde se llevan a cabo actividades relajadas, como dormitorios y salas de estar. Estos espacios se pueden complementar con luces auxiliares para leer o realizar otras actividades que requieran más esfuerzo visual.
  • 200 – 350 lx: Se usa en espacios con mayor actividad como cocinas y oficinas.
  • 500 – 700 lx: Se usa como iluminación focalizada para llevar a cabo tareas que requieren más es fuerzo visual, por ejemplo, una luz auxiliar sobre una mesa de dibujo, luces auxiliares sobre un espejo, luces dirigidas a superficies particulares en una cocina.

3. Escoger el ángulo de apertura de la luz

El angulo de apertura de un bombillo se refiere a la amplitud en la que se va a enfocar la mayor parte de la iluminación del bombillo. Cuando el ángulo es más pequeño, el área iluminada disminuye. Cuando es más grande, aumenta.

ángulo iluminación

Si se quiere iluminar, por ejemplo, un producto en exhibición, se debe colocar un bombillo con ángulo cerrado, de manera que la iluminación del producto destaque sobre su entorno. Si se quiere iluminar un área general y que todos los rincones se vean, se debe usar bombillos de ángulos abiertos.

4. Diseñar la forma de iluminación

La iluminación puede diseñarse de diferentes formas. Las básicas son directa e indirecta.

Una iluminación directa se da cuando la luz se enfoca sobre una zona en particular. Usualmente se traba
ja con ángulos de luz cerrados. Este tipo de iluminación produce mucho contraste con sombras y es un poco cansada para la vista.

 

iluminar espacioLa iluminación indirecta se da cuando la fuente de luz ilumina otro objeto (una pared o el cielo raso) y la iluminación del espacio se da por medio de la refracción. Con este método se produce una iluminación más homogénea y suave. Crea pocas sombras.

 

iluminar espacioTambién se puede trabajar con iluminación difusa. Esta distribuye la luz hacia varias direcciones. No se generan sombras tan fuertes como con la iluminación directa ni tampoco una distribución tan homogénea como con la indirecta.

 

Lo mejor es combinar los tipos de iluminación según las necesidades del espacio. Por ejemplo, una tienda puede tener iluminación indirecta general e iluminación directa en artículos particulares. Una oficina puede tener iluminación difusa general y la opción de iluminación directa en cada puesto de trabajo.

La iluminación no solo es funcional, sino que también puede ser estética. Si se quieren inspirar, pueden seguir leyendo aquí para ver cómo se puede diseñar un espacio a través de la luz.

¡Gracias por su interés en espacio!
[mailchimpsf_form]